12/7/10

game over


- algo sobre por qué sonrío al terminarse el mundial de fútbol-
...

Cuando desperté la pelota de fútbol todavía estaba allí. El mundo parece más redondo en estas fechas y las cosas más simples, a la final se trató de elegir una camiseta del equipo favorito, de reírnos del pulpopaúl, comprar las chelas y emocionarnos por lo que pasa en la cajita HD.

Entonces el mundo sabe amable.

Pero bueno, yo no tengo nada en contra del fútbol, mucho menos de los pulpos, ni de las chelas, tengo algo en contra de la FIFA, de su inmoral actuación, de la seducción que nos impide caminar y nos tiene sentados viendo un partido, y de un imperialismo agobiante en cada espacio de nuestra vida.

"Entre juego y juego de la Copa Mundial de Fútbol, las diabólicas noticias se van deslizando poco a poco, de modo que nadie se ocupe de ellas." Fidel Castro

15 razones por la que no vi ni un solo partido del mundial (ganándome además el adjetivo de aburrida):


1. La FIFA como sus sociedades y delegaciones están exentas del pago de impuestos. Entre ellas Host, la empresa del nieto de Blatter, que administró la venta de entradas del Mundial, los hoteles oficiales y los paquetes receptivos.

2. A los vendedores de bebidas fuera del estadio se les obligó a transferir a botellas neutras cualquier bebida que compitiera con aquella archifamosa de las burbujas que desde hace 40 años llena las arcas de la FIFA.

3. la “suite” renacentista elegida por el presidente de la FIFA Joseph Blatter en el Hotel Michelangelo de Sandton, tenía una alfombra roja ante la puerta, una habitación tan grande como un campo de fútbol, un “jacuzzi” decorado al estilo africano y un minibar individual con cubos de hielo de la marca Evian. La habitación se encuentra en el ático de una de las dos torres del hotel cinco estrellas que domina el distrito económico más blanco y más rico de Johannesburgo.

4. La FIFA se fundó en 1904. Sólo 310 personas trabajan en la sede en Zúrich. Y sólo unos 1.000 trabajan en los asombrosos 208 países miembros (“sólo” 192 naciones son miembros de la ONU, que emplea a más de 40.000). Los 24 miembros del consejo de la FIFA –a los que paga unos 50.000 dólares al mes– pasan su precioso tiempo viajando por el mundo y haciendo tratos con Estados-naciones y corporaciones. De un modo muy similar al FMI, la rotación de personal es mínima. La mayoría de los empleados de la FIFA han ocupado sus puestos durante más de 15 años.


5. Como ícono del capitalismo salvaje, la FIFA nunca pierde dinero. Está totalmente asegurada. Para esta Copa del Mundo y la próxima en 2014 en Brasil, eso asciende a 650 millones de dólares. En cuanto a los gobiernos nacionales, esos tratos no son tan ventajosos. El Gobierno sudafricano planificó el gasto de 450 millones de dólares para esta Copa del Mundo. Los costes crecieron a no menos de 6.000 millones; y siguen aumentando.

6. Cualquier país que desee organizar una Copa del Mundo debe someterse virtualmente a la autoridad de la FIFA, lo que incluye cambios en la legislación nacional. Hace cuatro años, el Parlamento de Sudáfrica atribuyó a la Copa del Mundo el estatus de “evento protegido” regido por una legislación específica. El país organizador debe ceder a la FIFA los derechos para todo, desde la publicidad y el mercadeo hasta el control del perímetro que rodea los estadios (La FIFA es de hecho un Estado soberano en todos los estadios en Sudáfrica).

7. Un estadio en Athlone, un suburbio pobre de Ciudad del Cabo de mayoría “de color”, habría podido asegurar numerosos puestos de trabajo en el área y ser el catalizador de un proceso de pavimentación de calles, construcción de nuevas casas y la mejora del transporte público. En su lugar, la FIFA prefirió el estadio Green Point construido entre el mar y la tarjeta postal favorita de Ciudad del Cabo, Table Mountain, a cinco minutos de un centro comercial de lujo y cerca de un campo de golf –y financiado con fondos públicos-.

8. Los productos autorizados disponibles en el país durante el Mundial son todos importados de China. Cuando la Copa del Mundo haya terminado el 11 de julio, no menos de 150.000 trabajadores en Sudáfrica perderán sus puestos de trabajo.

9. La FIFA posee más de mil millones de dólares y el año pasado ganó 300 millones simplemente cobrando comisiones a las federaciones integrantes. Y la compra-venta de jugadores mueven cientos de millones de dólares que quedan en manos de los dirigentes de los clubes, de los intermediarios y representantes, y de otros tantos coyotes, y sólo en muy pequeña medida llegan a los modernos gladiadores de este circo.
Por supuesto, aunque en todas partes del mundo se presenta la utilización capitalista de un deporte popular (Silvio Berlusconi es propietario del Milán y en ese carácter obtiene votos de imbéciles, y Mauricio Macri, el gobernador de la ciudad de Buenos Aires, fue elegido porque fue presidente del Boca Juniors, con el voto de miles de hinchas despistados), la magnitud de esa utilización varía de acuerdo con la orientación política de los diversos gobiernos.

10. Ni siquiera en lo futbolístico disfrutamos de juegos atrevidos y alejados de formalidades tácticas y técnicas. Jugadores de los países del Tercer Mundo ejecutan frías técnicas de fútbol del Primer Mundo europeo, siguiendo la tendencia cosificada de un deporte “taylorizado”. Y los trabajadores, rinden tributos a los negociados de las multinacionales.

11. El impacto económico del mundial se estima en unos US$7.325 millones. Una cifra que representa el 160 % del gasto público de Ghana, y casi 3 veces la deuda externa de Camerún, los dos países africanos más pobres de la copa.

12. Samuel Eto, una de las figuras del Inter campeón de la UEFA y de la Selección de Camerún, considerado uno de los mejores jugadores africanos de todos los tiempos, cobra 10 millones y medio de euros por año. Unas 257 mil veces el salario mínimo en su país de origen. Sudáfrica ya ha invertido más de 6.000 millones de dólares en infraestructura y gastos relacionados al evento. La suma invertida, equivale a sacar de la pobreza al conjunto de la población de Costa de Marfil, Ghana, Camerún y Honduras.

13. Todo jugador llega al mundial con la chequera llena, pero, con una historia médica bajo el brazo que detalla fracturas, intervenciones, reposos, tratamientos de rodilla, de tobillo, de ligamentos y distenciones musculares. En el rostro reflejan su condición física de cansancio, agotamiento mental y sicológico. Durante los meses y años anteriores a la “Copa Mundial” han sido exprimidos hasta la extenuación en campeonato de “liga”, “de campeones”, “Libertadores/”, “copa del rey”, “de Europa”, de la “UEFA”, de “América”, de encuentros amistosos, del trajinar constante por los aeropuertos para cumplir compromisos deportivos con el club o la selección del país de origen. ¿Dónde queda el lema “mente sana en cuerpo sano”? El resultado de todo este empeño se condensa en los 2.3 mil millones de euros que la FIFA percibirá por este Mundial.

14. En el mundo de la FIFA, las peores faltas a las leyes se ponen de manifiesto en la forma de designación del presidente, de quien deriva el proceso de toma de decisiones de la organización. Cualquiera sea su población, cada Estado dispone de un voto. Lo que lleva a una sobre-representación de territorios subpoblados y de países pobres. Y favorece la corrupción endémica en la cual está inmersa la FIFA desde hace décadas.

15. Ahora, con toda la tecnología a disposición, lo único que se le ocurrió decir a la FIFA es que “fue un error mostrar las repeticiones del polémico primer gol argentino el domingo contra México en las pantallas gigantes del estadio durante el partido por octavos de final del Mundial”. O sea, el error no fue el del árbitro italiano sino del (seguramente ya despedido) director de cámaras que dejó que se filtrara la imagen que debió ser invisibilizada, censurada, eliminada.

..
 ... Por estas y muchas más razones, por las trasnacionales y corporaciones metidas en este negocio: adidas, coca cola, warner, y un largo etcétera que ganan con la euforia de un nacionalismo obtuso, con un patriotismo que se pierde en su símbolo más efímero, porque mientras se pasaba el mundial  diversas leyes se discutían en nuestro país, una hermana Honduras seguía desangrando tratando de recuperar apoyo para una asamblea constituyente, los sucios paramilitares en Colombia capaz y logran acuerdos nacionales con Santos (es decir acuerdos ya públicos i visibles),


dice el camarada Fidel:  "El fanatismo deportivo crece incesantemente, cautivando a cientos y tal vez miles de millones de personas en todo el planeta. Habría que preguntarse cuántos, en cambio, han conocido que desde el 20 de junio naves militares estadounidenses, incluido el portaaviones Harry S. Truman, escoltado por uno o más submarinos nucleares y otros buques de guerra con cohetes y cañones más potentes que los de los viejos acorazados utilizados en la última guerra mundial entre 1939 y 1945, navegaban hacia las costas iraníes a través del canal de Suez".

Y silvana Melo dice:

"Se me ocurre un mundial en serio. Mundial mundial, con patas sucias globales empujando con tres dedos una pelota de lo que sea. Trapo, plástico rajado o bolsita con paloma adentro. Que vuele hasta donde uno quiera o sueñe o alcancen los ojos y el alma. Sueño con un mundial planetario donde 72 millones de jugadores niños que son pobres, que no van a la escuela, que están apretados contra las fronteras del mundo, armen potreros en todos los rincones de la tierra. En las madrigueras de los traficantes, en los trenes de los proxenetas, en los albañales de los tratantes de personas, en los sótanos de los mercaderes de las armas, en los rascacielos de los dueños de todo, en las billeteras de los señores y señoras de la caridad, en los monocultivos de los terratenientes. Un mundial sin LCD ni piernas que valen millones ni jugadores potentados llegados de países paupérrimos ni negocios espurios alrededor del más bello juego ni elegidos por privilegio celestial para estar en la cima tan alto sin ver a los condenados masivos por un anatema también celestial".

4 comentarios:

GuAmBrA LoCo dijo...

y yo estaba justamente en eso de darme a la tarea de preguntar porque es que no le gusta el futbol...

pero ahora me doy cuenta de que lo que le disgusta es la manera en la que se maneja el futbol, un deporte politizado y corrupto como la mayoria de cosas en este mundo....

entonces si le gusta el futbol??? pa invitarle a jugar un indoor niña Gaba... jo jo jo...

un abrazo....

NINNJA BOLTXEBIKE dijo...

si exactamente, en desacuerdo estoy en cómo se maneja el negocio del fútbol, i cuando quiera invite no más a jugar, claro, que me guste no significa que sea buena, jaja.

Ezequiel dijo...

leo esto y me quedo perplejo del asqueroso negocio mundial,es extraño ver tantos recursos en un exceso espantoso y a poca distancia de ello gente en medio de la miseria.

no entiendo como eventos que se suponen "mundiales" beneficia a unos pocos, y deja al margen a tantos.

Ezequiel dijo...

el negocio oscuro detras de esto me deja helado.
como es posible que recursos tan asquerosamente excesivos beneficie solo a unos pocos,dejando al margen y en la miseria a tantos.

mas "mundial" es la complicidad absurda del comercialismo capital que la misma aficion al deporte,o al menos con consecuencias mucho mas agraviantes.