28/9/09

la farsa mediática

Dalai Lama
-algo sobre un nobel de la paz no muy pacífico-


Y es que desde hace un tiempo se ha puesto de moda lo de relajarse, comer alimentos light, hacer yoga y/o ser budista, y de hecho eso no es lo malo, lo inconsecuente está en cómo priorizamos y entendemos los procesos a nuestro alrededor. Las estrellas occidentales profesan admiración por Dalai Lama y esta moda resulta contagiosa cuando decimos: "soy espiritual pero no religiosa", apoyamos al monjesito ese que habla de la paz y que el represivo régimen de China discrimina.
...




Hace un poco más de un año, y una vez más, (en ese entonces por los Juegos Olímpicos) la quintaesencia del Poder, la maquinaria mediática manejada por el Imperio pretendía introducir una historia hecha a su medida, queriendo ocultar la infamia de sus actos, mostró a una China déspota, que a quemarropa atacaba a manifestantes tranquilos del pueblo tibetano, pero no mostraron cómo esos manifestantes arremetían violentamente comercios y personas indefensas, bajo órdenes de un Dalai Lama arrogante, falso y protector de un sistema inaguantable y opresivo, que sigue actuando a su vez con la bendición de la CIA y del señor Bush.




Pero la historia de los pueblos que no sale por CNN es diferente, el Tibet ha pertenecido a China desde hace 700 años, el poder descansaba en manos del Dalai Lama, los grandes señores (monjes y seglares) dominaban una masa de campesinos privados de derechos. De la población el 80% eran siervos, el 5% esclavos y 10% monjes pobres.

Los hombres y mujeres trabajaban en las tareas más sacrificadas y en trabajo forzado 18 horas al día, no tenían ni electricidad ni carreteras ni hospitales ni casi escuelas. Muchos siervos enfermaban a causa de la desnutrición mientras los monasterios atesoraban riquezas y quemaban alimentos como ofrendas. La mayoría de recién nacidos morían antes de cumplir un año. La mortalidad infantil era en 1950 del 43%. La viruela afectaba a una tercera parte de la población, la lepra, la tuberculosis, el bocio, el tétanos, la ceguera, las enfermedades venéreas y las ulceras causaban gran mortalidad. La esperanza de vida en 1950 era de 35 años, el 95 % de la población era analfabeta.


El Ejército Popular de Liberación (EPL), ejército de campesinos revolucionarios dirigido por el PCC, avanzó hacia las llanuras tibetanas en octubre de 1950, a partir de allí los jóvenes fueron animados para educarse en los Institutos para las Minorías Nacionales en las ciudades del este de China y aprender lectura, escritura contabilidad. Se abrieron los primeros teléfonos, telégrafos, emisoras e imprentas y escuelas. En 1957, 6.000 alumnos acudían a 79 escuelas primarias.

Los terratenientes feudales vieron en peligro su poder y organizaron las primeras rebeliones armadas en 1956 apoyados por la CIA que envió agentes entrenados y lanzó cargamentos de municiones y subametralladoras desde aviones C-130 de la fuerza aérea norteamericana.


Tras la derrota de la rebelión, el Dalai Lama huyó al exilio, la CIA lo convirtió en un símbolo contra la revolución socialista. Recibió anualmente 1,7 millones de dólares, y aún sigue recibiendo dinero de la CIA. Hoy, el actual Dalai Lama se presenta ante el mundo como un hombre sagrado a quien no le interesan las cosas materiales, pero en la práctica su familia disponía de 27 fincas, 36 prados, 6.170 siervos 102 esclavos domésticos.


Se dice que se está acabando con la cultura la religión propia del Tibet, pero por ejemplo el 80% de los cuadros dirigentes son tibetanos. La lengua y cultura tibetana disfruta de protección especial. Se intenta impulsar el turismo como fuente de desarrollo económico. Los campesinos tibetanos, liberados de la servidumbre feudal, desarrollan en régimen de contrato familiar, las parcelas de terreno donde explotan agricultura y ganadería, en 1999 había 2.632 médicos, 95 hospitales municipales y 770 clínicas. La mortalidad infantil es en 1998 del 3 %. La esperanza de vida es de 65 años. Hay un trabajador sanitario por cada 200 habitantes, el Tibet no está “invadido” por 2 millones de colonos han como dice la propaganda antichina, según el censo de octubre 1995 Tibet tenía 2.389.000 habitantes de los que sólo el 3,3 % era de origen han.





*Según los documentos desclasificados de la inteligencia de los EE.UU. publicados a fines de los ‘90, “durante la mayor parte de los ‘60, la CIA proveyó al movimiento tibetano exiliado con u$s 1.7 millones al año para operaciones contra China, incluyendo un subsidio anual de u$s 180.000 para el Dalai Lama.”
* Entre sus muchos amigos (Pinochet, Videla, etc.) en las fotos con Bush y Heinrich Harrer un temible SS del oficial i Nazi, miembro élite del SS cuando conoció al Dalai Lama de 11 años y se convirtió en su tutor en el “mundo exterior del Tíbet.”

gracias por la corrección a un pana, puse himler en lugar de harrer, igual dos mierdas. no hay gran diferencia con la intención y argumentación del escrito, pero igual gracias panita.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que en el fondo de tu motivación más sutil que mni tu msimo comprendes, esta el problema con tu padre, de seguro allí en tu vida pasada debe haber muchas historias interesantes que nos ayudarán a comprender tu paranoia tu odio spobre todo aquel que represente la figura de tu padre, es de suponer que con una hija como vos cualquier padre se sentiría ofendido, de seguro te discriminó alguna vez, de seguro te maltrató o tuvo algún tipo de rensilla contigo...
por lo del santo Dalai Lama es de esperar que esos campesinos merecían vivir así, mira las estadisticas sobre la china desarrollada y sobrepoblada, ese país no aguanta más, quizá hayan personas en el mundo que merecen vivir en esclavitud de lo contrario destruyen el planeta porque son plagas...
viva la causa fascista porque en el fondo somos más inteligentes que los rojos traumados y llenos de represiiones como voz eso todos los saben menos tu jajaja...

NINNJA BOLTXEBIKE dijo...

Jajaja,
jajaja,
a los años que me río tanto,
una cosa es que los fachos sean ignorantes i arbitrarios, pero otra cosa es que sean tan estúpidos i que sus argumentos carezcan de algun sentido,
deberían leer aunque sea el sopena pequeño para ver si logran articular mejor su lenguaje i sus ideas,
ay me olvidaba, no tienen ideas.
que chistoso.

Anónimo dijo...

Oye ociosa, criticas la violencia del Dalai Lama, pero eres tan puerca que con la hipocresía del pelado pretendes esconder que China es una Tiranía déspota.
Mejor cierra ese culo seudo comunista que tienes y correa rápido a KFC a comerte un pollo imperialista con una coca cola.
¡ hYpócrYta de mYerda !